Preguntas frecuentes

Y algunas creencias u objeciones sobre materiales, y otros temas
“La lana pica”. ¿No es mejor usar otro material?

Pensar que toda la lana pica surge de una experiencia limitada del material. Las cualidades de suavidad, brillo y resistencia de la lana dependen de diversas condiciones: desde los tipos de borrego, hasta la alimentación y cuidados que estos reciben. La suavidad se relaciona especialmente con los distintos grosores del vellón, que se mide en micras, por lo que para todos los objetos que estarán cerca de tu piel se usa lana con micras bajas (de 16 a 23), y de borregos que producen pelaje suave, como el merino. Así que no, no toda la lana pica. Si quieres saber más, ve a la entrada del blog No toda la lana pica.

Por otro lado, la lana permite una amplia gama de posibilidades creativas, algunos objetos de mi taller sólo están disponibles en lana. Además la lana tiene cualidades impresionantes: es térmica, piroretardante, moldeable, biodegradable y es un recurso renovable (cuando hay un buen manejo de los animales). Si quieres saber más, visita la entrada del blog Mejor con lana (de borrego).

¿Se pueden lavar las prendas de lana?

¡Por supuesto que sí! Recuerda que para realizar cualquier prenda de fieltro húmedo o fieltro laminado se utiliza agua y jabón. Las prendas de lana, o lana y seda, pueden lavarse siguiendo estas instrucciones: usa agua fría o tibia, nunca caliente, lava sin estrujar y usa jabón suave o neutro. Plancha en húmedo a temperatura de lana o seda. Nunca las metas a la lavadora o secadora, porque podrían encogerse y lastimarse.

En el caso de tener que lavar un objeto tridimensional, por ejemplo un cuenco, deberás rellénalo con bolsas de plástico o toallas para que recupere su forma original mientras se seca. La lana tiene memoria, así que será fácil recuperarla.

En el caso de un personaje de lana hecho con aguja, es mejor usar un trapo para sacudirlo, primero seco y luego húmedo si hace falta.

¿Las prendas de lana son solo para el frío?

Es verdad que la lana proporciona bastante calor cuando hace frío, pero también es un material que reacciona muy bien a todas las temperaturas. Por ello tenemos prendas muy ligeras, de lana o lana con seda, que puedes usar en diferentes temporadas, además de accesorios como estuches o bolsas. Visita la sección de arte textil.

¿Quién inventó el felting, o cómo se inventó?

El wet felting o fieltro húmedo es una técnica que se remonta a muchos siglos atrás. Varios autores señalan que los hombres que usaban pieles para taparse se dieron cuenta que cambiaba la apariencia y las cualidades de las mismas con el agua, el sudor, y la ficción, por lo que empezaron a trabajar con el vellón explorando su capacidad para convertirse en un textil.

Aunque en varias partes del mundo existen pueblos que trabajan la lana de manera tradicional, como en Irán o Turquía, o pequeñas caseríos sombrereros de Oaxaca, las técnicas han variado mucho y se han expandido con el paso de los años, convirtiéndose incluso en una forma de arte.

El nuno felting se inventó en los años 90 del siglo XX para conseguir mayor ligereza y movimiento en las prendas, al incorporarse a la lana alguna tela. . Las posibilidades de la técnica son casi infinitas.

Toda la industria de la lana es cruel.

Ya que los borregos, y en particular los que producen vellón fino, han sido criados por los humanos durante miles de años con el fin de obtener su lana, varias especies han perdido su capacidad de mudar de pelo de manera natural. Si no se esquila (rasura) al borrego, éste acumula lana hasta que le es casi imposible moverse, o puede enfermarse gravemente.

Si bien es cierto que la industria desmedida de la lana puede provocar un mal manejo de los animales, a pequeña escala o en ambientes muy controlados, los borregos laneros son muy bien cuidados por sus dueños, incluso en la esquila. Si quieres saber más, Entrada blog Mejor con lana (de borrego).

La mayoría de mis proveedores están enfocados en la factura de productos manuales y artesanales, por lo que quieren, cuidan y protegen a sus borregos, a los que esquilan varias veces a lo largo de su vida. Muchos de ellos están certificados como “No mulesing”, y bajo el sello R-W-S (Responsible Wool Standard). Mi búsqueda por proveedores que lo garanticen continúa, con el objetivo de que toda la lana que use tenga garantía de ser libre de crueldad. Si sabes de algún proveedor nacional de lana que lo garantice, por favor házmelo saber, te lo agradeceré.

Me gusta tu trabajo, pero es caro.

Creo que todos sabemos que esta es una afirmación subjetiva. Cuando algo nos parece caro es por que no está dentro de nuestras prioridades, reales, funcionales, simbólicas o no se aliena a nuestros valores o principios.

Así que no puedo ni quiero convencerte de que mis piezas no son caras o lo son pero lo valen. Lo que sí puedo, es contarte cuáles son algunos de los valores y principios que tiene mi trabajo, y por supuesto, la decisión siempre será tuya.

Cada pieza que hago es única e irrepetible. Aunque en la creación de algunas prendas u objetos sigo un modelo básico en la forma y técnica, los detalles serán siempre diferentes. Apuesto a una creación original y que exprese un sentimiento particular. Estos principios tienen consecuencias importantes tanto en el resultado de mi trabajo, como en el proceso y costos en tiempo y materiales:

  • Uso materiales de gran calidad, de preferencia naturales.
  • Muchas veces tiño en casa las telas que usaré.
  • Cada pieza tiene un proceso creativo individual en el diseño de texturas, paleta de color, y detalles, o en el dibujo de las obras bordadas.
  • Para lograr este diseño individual prefiero tener una gran variedad de materiales que me permitan la personalización de las piezas, que comprar pocos y en gran volumen (y por lo tanto a precios mayoristas).
  • Gran parte de mi trabajo se basa en encargos particulares, y por lo tanto existe una conexión entre quien me pide una pieza y mi proceso creativo.

Estos factores influyen, por supuesto, en el precio que tiene cada pieza, además del cuidado que tengo al realizarla y en que llegue a tus manos.

¿Cómo puedo encargarte una pieza?

Escríbeme a [email protected] y me pondré en contacto contigo. Además de elegir que tipo de pieza quieres y verificar mi calendario y mis posibilidades, tendremos que acordar varias cosas.

Deberás elegir una paleta de color que resuene contigo. Dependiendo del tipo de pieza te diré cuántos colores son óptimos. Si se trata de una obra de nuno felting con seda, o algodón, recuerda que el color de la tela será preponderante en tu pieza pues matizará el color de la lana. En algunos casos te pediré medidas específicas, pero en otros no será necesario.

Si se trata de un bordado, deberemos platicar acerca del tema, paleta de color y te enseñaré algunos bocetos antes de empezar.

El costo total de cualquier encargo particular deberá cubrirse antes de hacer la pieza.

¿Me puedes hacer una pieza igual a otra que hiciste antes o que vi en otra parte?

Cada pieza que hago en el Taller es única e irrepetible. Aunque en la creación de algunas prendas u objetos sigo un modelo básico en la forma y técnica, los detalles serán siempre diferentes. Con Papalote Taller Textil apuesto a una creación original.

En el caso de que la pieza esté realizada con las técnicas de wet felting o nuno felting es casi imposible reproducir exactamente un efecto, mezcla de color o textura, pues la apariencia varía incluso al aplicarse más o menos fuerza al proceso de amasado del vellón.

En cualquier caso, independientemente de la técnica, prefiero hacer piezas originales, siguiendo los principios de la no serialidad y la afirmación del proceso creativo. Por supuesto que recibo enseñanzas e inspiración de otros feltristas, bordadores, ilustradores o artistas textiles, pero intento otorgar un estilo individual a mi trabajo. Como historiadora del arte tengo claro que, desde tiempos ancestrales, los talleres artesanales aprendían tanto de la repetición, como de lo que veían, como parte normal del trabajo, buscando alcanzar la creatividad individual.

Por ahora siento que mi estilo está en desarrollo, pero mis tendencias naturales por el color y las texturas, o bien la línea sintética en el bordado, definen mi trabajo.

¿Quieres estrenar ya? Comunícate conmigo.