Colección Bestiario

Cuando estudié historia del arte me enamoré del arte medieval. Me fascinó la libertad imaginativa que mezclaba los pensamientos, anhelos, miedos y creencias, creando seres fantásticos y maravillosos que habitaban junto a animales reales, pero igualmente increíbles. Por ello en varios momentos se escribieron libros que compilaban imágenes e información sobre estos seres y hablaban de sus características. Estos libros se llamaron bestiarios.

Recuerdo que algunos compañeros tenían un tomo bellísimo de una editorial española maravillosa que reproducía uno de esos bestiarios (¿o era una compilación editorial?). En esos momentos me fue imposible comprar el libro, pero nunca dejé de compilar en mis archivos de imágenes (digitales o mentales) mi propio bestiario.

Así nació esta colección se seres fantásticos o reales con su propio toque de imaginación. Cada uno invitará a su dueño a revivir sus recuerdos o anhelos y tejerlos con sus pensamientos imaginarios, y podrá ser protagonista de alguna historia.

Te invito a estar pendiente de la creación de más bestezuelas, y de los momentos del año en que estarán disponibles. Para ello la mejor manera es inscribirte a mi lista de correo electrónico, donde te cuento de los proyectos en los que trabajo. Al final de la página podrás registrarte.

Piezas únicas hechas con pasión y materiales sustentables.

  • Ya que en la vida no hay verdad ni mentira, los colores pueden verse ligeramente diferentes según el monitor o pantalla en que se miran.
  • Encargarme una pieza escribiéndome a [email protected]. Me pondré en contacto contigo para verificar tu paleta de color y otros detalles antes de comenzar y ver la posibilidad de dar forma a tu bestia favorita.
  • El costo total de cualquier encargo particular deberá cubrirse antes de hacer la pieza.
¡Sigue las instrucciones de lavado!
  • Agua tibia, nunca muy caliente, sin estrujar y con jabón suave o neutro.
  • Plancha en húmedo a temperatura seda-lana.
  • Nunca lo metas a la lavadora o secadora, por que podría encogerse y lastimarse.
¿Quieres estrenar ya? Comunícate conmigo.